La exposición

_MG_9104

"Siempre que exponía alguna de sus imágenes lo hacía con el secreto objetivo de dar a conocer al mundo la verdad que él plasmaba en cada instantánea.
Por eso, cuando observaba a algún expectador pasar apresurado, casi sin mirar, por delante de sus obras, sentía el impulso irrefrenable de recitarle los versos de Carlos Mazal que habían incitado su pasión por la fotografía:

Aprender a mirar con un poco de hondura
requiere el sedimento que los días nos dan
con su aluvión malsano; nos exige
la herrumbre compasiva de nuestras ilusiones,
y esa nueva inocencia extravagante
que da la fe sin fe de los incrédulos.
"


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada